En casa las discusiones sobre los riesgos de la inteligencia artificial no son pocos. Es que claramente hay líneas delgadas sobre ética y moral que son permanentemente corridos y permeados.

Yo, en particular, creo que la falta de sentimientos y la falta de ética que reporta el primer problema a tener en cuenta a la hora de prever nuestro futuro. Esto no es fácil de compatibilizar con mi contraparte habitual, que cree que un futuro más justo solo es posible cuando nos gobierne una inteligencia artificial. Imaginen las tamañas discusiones que suelen armarse yendo desde la biomecánica hasta conceptos netamente filosóficos.

Si hay que reconocer que hay algunos pros más que importantes para la sociedad actual. Aparte de montones de juegos y traductores al instante con solo una foto, la AI (por sus siglas en ingles) cada vez más son implementadas en la salud.

No hace mucho Facebook que estará implementando en breve una herramienta que permita identificar los usuarios en riesgo de suicidarse; lamentablemente estas decisiones se toman luego de que al menos tres personas transmitieran en vivo sus suicidios y que un montón de otras personas informen su decisión por este medio.

Mientras en Ámsterdam desarrollan un sistema que ayuda al reconocimiento precoz del diagnóstico del Alzheimer. El mismo se basa en el aprendizaje de la maquina a partir de resonancias magnéticas. Estas últimas sirven actualmente cuando la enfermedad ya se encuentra muy avanzada, pero una inteligencia artificial puede identificar cambios cerebrales que aparecen al principio de proceso de la enfermedad cuando todavía es invisible a los médicos.

Siguiendo la misma línea en la Universidad Molecular de Zacatecas (México) están creando biomarcadores para una detección temprana en osteoartritis, cáncer de mama y pie diabético. En este caso las imágenes parten de radiografías, pero tendrán los mismos resultados: detección temprana para un tratamiento eficiente.

Pros y contras están en la mesa, lo cierto es que la inteligencia artificial avanza a pasos agigantados en los últimos años y nada parece detenerla.

Fuentes más importantes: Agencia SincAgencia Informativa ConacytA.I. Experiments

Anuncios