Actualmente una parte de la población mundial no tiene acceso al agua potable, la ONU estima que para el 2025 el 14% de las personas estarán afectadas. La escasez de este recurso tan preciado y primario está dando muestras cada vez más claras.

En el estudio “Tamizado sintonizable de iones utilizando grafeno oxidemembrana” aparecido en Nature Nanotechnology (que se puede leer online desde ayer – en inglés), informa sobre el uso de grafeno en filtros para agua de mar, en donde agua y sal quedan separadas.

Los científicos ya habían demostrado el potencial de los tamices de grafeno para separar gases y sales grandes. Los problemas aparecían al intentar tamizar las sales minerales más pequeñas, como las que filtran las plantas desalinizadoras para obtener agua potable. Si bien las membranas de óxido de grafeno consiguen filtrar iones y moléculas de mayor tamaño, sus agujeros se inflan ligeramente en contacto con el agua y dejan pasar las sales más pequeñas junto al agua.

Ahora un equipo de investigadores de la Universidad de Manchester ha desarrollado unas membranas de óxido de grafeno que no se hinchan en contacto con el agua y son capaces de tamizar las sales comunes. El tamaño de sus diminutos poros puede controlarse con precisión hasta la escala atómica, lo que sirve para separar la sal disuelta en agua (así como otros iones y moléculas, si se ajusta su tamaño al de estas partículas).

El grafeno es el material más fino creado, ya que consiste en una única capa de átomos de carbono, tiene una increíble fuerza tensil y conductividad eléctrica. Siendo un elemento con muchísimo potencial tiene una gran contra, su alto costo para producir. Actualmente los investigadores están tratando de mejorar los materiales y de reducir costos. Sin lugar a dudas este tipo de filtros serán grandes aliados en las problemáticas sobre el agua potable y el abastecimiento para toda la población.

Anuncios