Denys Matthies y su equipo de investigación, del Insituto Fraunhofer de Alemania, están desarrollando el prototipo de un auricular que puede detectar expresiones faciales y convertirlas en controles para los teléfonos inteligentes. Así contestar una llamada o abrir el navegador podría realizarse con un guiño o un abrir de boca. Estas tecnologías son fundamentales para las personas con movilidad reducida, y aprovechadas por las personas que requieren de manos libres.

oido
Fotos: Ear Fiel Sending propieddad de Denys Matthies

El diseño consiste en un audífono equipado con electrodos que reconocen los cambios en la forma del conducto auditivo al hacer diferentes expresiones faciales. Este electrodo se fija en el lóbulo de la oreja por un tapón para oído (el audífono en cuestión), y así cuando la persona, por ejemplo, sonríe el equipo puede analizar ese movimiento. Es que cuando la cara se mueve, los músculos del oído también lo hacen. Lo que de hecho está sucediendo es que la almohadilla del oído se deforme y produzca un cambio detectable en el campo eléctrico que pueda ser asignado al correspondiente movimiento de la cara.

Hasta el momento el sistema puede detectar cinco expresiones diferentes: sonreír, guiñar un ojo, girar la cabeza hacia la derecha, abrir la boca y decir un sonido “shh” con una precisión del 90%. “En la actualidad todavía es sólo un proyecto de investigación, pero algo tan simple como responder a una llamada con una expresión facial podría ser posible en breve”, dice Matthies.

Anuncios