La empresa Gravity Industries y Richard Browning desarrollaron a Daedalus. Un jetpack que funciona mediamente propulsores que se encuentran en los brazos y en la espalda. Con un formato que recuerda al personaje Iron Man promete volar hasta 300 kilómetros por hora y hasta una altitud de cientos de metros. Al igual que el traje del personaje de Marvel, control se realiza mediante el movimiento y ángulo de los brazos.

El proyecto comenzó en el 2016 en el garaje de Browning, quien ató un chorro a una vieja lavadora para probar su empuje. El chorro casi volteó la máquina, por lo que sabía que tendría suficiente potencia para volar. El traje comenzó con una turbina atada a cada brazo. Luego se convirtió en dos en cada brazo. Esto era no era suficiente para el vuelo real. Atar un motor a cada pierna funcionaba pero era bastante difícil de controlar. Y así las pruebas siguieron hasta la configuración actual cuenta con 6 turbinas por brazo distribuidos en los brazos y la espalda.

Fuentes: Gravity Industries

Anuncios